Escribo este post tras leer varios artículos que me han dejado bastante perpleja. Decir que desconocía que el uso de Internet en cualquiera de sus formas tenía una implicación poco ecológica sería mentira, pero desde luego no sabía las cifras exactas ni que existían asociaciones que promueven diseños “verdes” de páginas web para paliar los efectos negativos de su utilización.
Veréis, en el año 2009 el Dr. Alexander Wissner-Gross de la Universidad de Harvard, publicó un estudio sobre la contaminación que provocaba el uso individual de Internet y ofreció esta cifra: el uso de una página web genera alrededor de 20 miligramos de CO2 por segundo. Si, además, aparecen vídeos o animaciones, entonces el consumo se multiplica por 15.
Algunos de estos temas (huella ecológica de Internet, diseños verdes de las webs, etc) que empezaron a preocupar a algunos grupos de la ciudadanía se expusieron en Agosto de 2010, cuando se convocó la primera Conferencia Internacional sobre Informática Verde. Además, se añadieron datos tales como que entre 2003 y 2009 se quintuplicó el tamaño medio de las páginas web, pasando de unos 93.7K a más de 507K.

[Nota personal: Desconozco los datos actuales, pero imagino que habrán crecido mucho más desde entonces y la preocupación ante este tema debería ser mayor. Es curioso que siendo como es un problema grave se habla tan poco sobre él, todos estamos “enganchados” a las nuevas tecnologías pero casi nadie nos preguntamos acerca de esta problemática].

El Dr. Wissner-Gross fundó CO2Stats pensando que sería interesante crear una herramienta que de forma automática controlase el uso de energía de tu página, diera consejos sobre cómo hacer que tu web sea más eficiente energéticamente (y cargue más rápido), y comprase la cantidad adecuada de energía renovable a parques eólicos y solares, y todo ello mediante el registro de la página web y el pago de unos 10 dólares mensuales.

Pero aparte de este proyecto han nacido otros que de forma gratuita y para todo aquel que quiera hacer que su blog o web sea verde nos ofrecen otra salida, como por ejemplo proTierraque apadrina árboles para que no sean cortados en su fase de crecimiento, y asume para la acción “Mi blog es CO2 neutral” una cifra de 5kg de absorción por año, de esta forma podríamos compensar el gasto energético y la huella ecológica dejada por nuestro blog. Así que, sin pensármelo más, me sumo con mucho gusto a esta propuesta de hacer mi blog verde.

Páginas de interés sobre este tema:
– http://www.co2stats.com/about.php
– Smashing Magazine
CNN
– Estratégias baseadas em políticas verdes para alocaÇão de recursos em grids compu tacionais. Fábio José Coutinho da Silva. (2012).Tesis Doctoral

Anuncios