Hay que saber más, para vivir mejor

Carmen de Michelena.

Carmen de Michelena fue una mujer singular. Química y educadora, fue una de las grandes mujeres españolas que lucharon por una educación igualitaria, innovadora, más social e integradora. Nació en Madrid en 1914, se educó en el seno de la Institución de Libre Enseñanza, lo cual marcó su carrera como pasaría con otros grandes pensadores, escritores y filósofos contemporáneos a De Michelena. Hasta que llegó la Guerra Civil en 1936, momento en el que la vida de tantas personas se truncó, llevando a muchos al exilio cuando no a la muerte, como ocurrió con su padre, Antonio de Michelena, que falleció durante un bombardeo. Fue en esa época en la que tuvo que abandonar sus estudios en la Facultad de Química para trasladarse a Jaén. Pasó el tiempo, y su profesión se centró en la enseñanza; durante varios años únicamente educó a sus hijos y primos, que gracias a ella adquirieron la cultura y los conocimientos más básicos para que más tarde, tras la guerra, poder entrar en la Universidad.

En cuanto tuvo oportunidad terminó la carrera de Química en Granada y más tarde dirigió un colegio de Beas de Segura (Jaén). Tras varios años en los que luchó por una enseñanza igualitaria dentro de un sistema educativo rancio, donde tuvo que lidiar con la España más fascista, abandonó durante un tiempo la educación en Jaén trasladándose a Madrid durante 17 años en los que dio clases en Getafe y más tarde fundó el Colegio Carmen de Michelena. Sin embargo, no fue hasta los 63 años cuando se animó a sacarse las oposiciones de magisterio, lo que la permitió volver a Jaén junto con su marido, para impartir clases hasta su jubilación.
De Michelena fue la creadora en, 1984, de la primera Asociación Cultural dedicada a la alfabetización y el asociacionismo entre mujeres que logró conquistar el corazón y las mentes de las mujeres y hombres de la Sierra de Segura, que la apoyaron ya que ella terminó siendo fuente de inspiración para muchas de ellas. Su labor pedagógica no terminó con su jubilación, ya que fundó una cooperativa que hizo las funciones de Escuela Infantil, la primera en una amplia zona de la región andaluza.
Tristemente, Carmen de Michelena nos dejó el 3 de Enero de 2012 a los 97 años de edad, pero gracias a toda su labor docente en el campo de la ciencia y la cultura podemos decir que sembró una semilla que germinó y perdurará por muchos años. Sin duda, ha sido una inspiración para muchas mujeres que gracias a ella llegaron a saber más, y como bien decía De Michelena: ” Hay que saber más, para vivir mejor“.
Recomiendo que sigáis este enlace para ver un reportaje sobre su vida: “Carmen de Michelena, maestra rural”

Con esta entrada inauguro la categoría Mujeres y Ciencia, que nace con el objetivo de recordar y homenajear a muchas mujeres que desgraciadamente no son suficientemente conocidas ni valoradas por toda su trayectoria profesional. Para recordarlas más días aparte del 8 de Marzo.

Anuncios