Si nunca has oído hablar de Burgess Shale es muy posible que “Marrella” te suene a chino. Para que no nos perdamos entre nombres y lugares os voy a contar (muy) brevemente la historia de Burgess Shale.

La cantera de Burgess Shale se encuentra a más de 2000 m sobre las Rocosas Canadienses y data de mediados del Cámbrico (hace 520 m.a aprox.). El yacimiento está cercano a la ciudad de Field en la Columbia Británica, tiene una larga historia de investigación y descubrimientos, que comenzaron cerca de finales del siglo XIX. El hallazgo de fósiles en Burgess Shale fue fortuito, como ha ocurrido en otros tantos casos, y surgió a raíz de la construcción de una vía férrea. Actualmente, el yacimiento se encuentra dentro del Parque Nacional de Yoho bajo la protección de Parques de Canadá, cerrada a los visitantes ocasionales y a los cazadores de fósiles.


– Marrella, ¿Ser o No Ser Un Trilobites?

Marrella, bautizado por Walcott como “cangrejo de encajes”, es el animal más abundante y mejor preservado de Burgess Shale. Su morfología es muy primitiva y de pequeño tamaño (apenas un par de centímetros). Posee numerosos segmentos a lo largo del cuerpo y sus extremidades son casi idénticas. Además, tiene un extraño escudo cefálico con 2 pares de largas espinas curvas, de las cuales el par trasero se extiende hacia atrás. Marrella fue el primer organismo con el que Walcott optó por comenzar su trabajo de descripción de la fauna de Burgess, una decisión lógica puesto que es el género de mayor abundancia y más común de Burgess Shale (¡solamente Walcott recolectó más de 12.000 ejemplares!).

Esquema de Marrella (© MARIANNE COLLINS)
Esquema de Marrella (© MARIANNE COLLINS)

Cuando describió formalmente Marrella en 1912, reconoció que no era un Trilobites convencional, pero aun así lo colocó dentro de este grupo. Con ello, Walcott sentó una base común para todas sus descripciones, y es que colocaba todos los géneros de Burgess Shale en grupos principales ya establecidos. Esta decisión de situar a Marrella dentro de los Trilobites trajo mucha controversia entre los paleontólogos.
Stephen Jay Gould también se posicionó en contra de esta idea de ubicar a los organismos más extraños como prototipos primitivos de las formas vivas, o lo que él denominó “el calzador de Walcott”.

Así estaba el panorama cuando otro investigador, Whittington, retomó la tarea de reexaminar todos los ejemplares de Burgess Shale. Comenzó por Marrella y al principio tuvo que admitir ciertas semejanzas con los Trilobites pero surgió algo importante: descubrió que Walcott había retocado ilustraciones y falsificado rasgos de Marrella para que encajara entre los Trilobites. Ya había quedado más o menos claro que no pertenecía a los Trilobites pero seguía siendo complicado atribuirle un grupo, lamentablemente a día de hoy la afinidad del género Marrella dentro del phylum de los artrópodos sigue siendo incierta y únicamente se puede afirmar que no encaja en ningún grupo conocido de artrópodos.

Bibliografía.
Briggs, D.E.G, Erwin, D.H., Collier, F.J. (1994). The fossils of the Burgess Shale. Washington, USA: Smithsonian Institution Press. 238 pp.
Gould, S.J. (1999). La vida maravillosa, Burguess Shale y la naturaleza de la historia. Barcelona, España: Crítica. 447 pp.
Hagadorn, J.W. (2002). Burgess Shale: Cambrian Explosion in full bloom. En Bottjer, D.J., Etter, W. Hagadorn, J.W. y Tang, C.M. (eds), Exceptional fossil preservation. New York: Columbia University Press. p 61-89.
Sepkoski, J.J. (1993). Fundamentos: La vida en los océanos. En Gould, S.J. (ed.), El libro de la vida. Barcelona: Crítica. p 37-65.
Whittington, H.B. (1985). The Burgess Shale. Yale University Press; New Haven.

Anuncios