Dado que el post que más se visita en el blog es ¿Qué son las osteonas? he pensado que es posible que os resulte interesante (o útil) que hable sobre algunos métodos para la estimación de la edad de muerte de individuos mediante el uso de técnicas de histomorfometría. Para los que no saben de qué hablo lo simplificaré todo lo que pueda: en muchas ocasiones los investigadores encuentran restos óseos (hablo de restos humanos) de individuos de los cuales desconocen absolutamente todo, incluido la edad a la que murieron. Para llegar a averiguarlo pueden usarse diversos métodos y uno de los más fiables son los histomorfométricos.

– Pero, ¿Qué es la Histomorfometría y para qué nos sirve?

Para empezar voy a aclarar un poco qué es la histomorfometría: mientras que la histomorfología es sinónimo de la histología y se centra en el estudio de la composición y la estructura de los elementos del tejido, la histomorfometría cuantifica sus componentes estructurales. Estas técnicas se apoyan en el hecho de que los huesos tienen la propiedad única de proporcionar un registro vivo y dinámico de los eventos metabóicos codificados en su microestructura.

Estos métodos permiten la estimación de la edad fisiocronológica, evaluar la presencia de enfermedades mediante estudios de histopatología, se aplica en el estudio de las condiciones de vida de poblaciones pasadas y en la reconstrucción de la edad de muerte de individuos no identificados.

– ¿Cómo usamos esta metodología?

Estas técnicas son bastante recientes por lo que existen diversas ecuaciones y formas de realizar estos estudios y aun siguen trabajando en mejorarlas…. ¿En qué se diferencian? Pues normalmente en el hueso o fragmento óseo que utilices, es decir, para cada hueso tienes un método. Si tienes la suerte de poder estudiar el esqueleto completo es recomendable escoger las costillas (por motivos que más abajo os explico) y si no tienes el esqueleto completo… tendrás que escoger los huesos que te permitan un mejor estudio.

– Costillas, ¿Por qué?

Las costillas forman parte del esqueleto no apendicular y sufren menos los factores biomecánicos de remodelación ósea (que son independientes de la edad) que los huesos largos de las piernas donde tradicionalmente se realizaban este tipo de estudios, por tanto las costillas suelen reflejar más directamente la edad real de muerte del individuo.

– ¿Qué se hace con el hueso?

Para estudiar y contar los elementos del tejido óseo primero se debe preparar la muestra, esto consiste en cortar un fragmento de costilla de aproximadamente 2 cm de la región central del hueso. Si se trata de una muestra arqueológica es mejor que integres el fragmento en resina antes de seguir con la preparación.

bloque resina y hueso
Vista lateral de un fragmento de costilla de Homo sapiens

Después de cortar una lámina fina de aproximadamente 1 mm de grosor que se irá puliendo hasta quedar en 0.75 mm (para más detalle del proceso recomiendo leer los trabajos de Paine, el objetivo de este post es dar una visión general).

Cuando ya tenemos montada la muestra histológica queda la parte más tediosa: dejarte los ojos en el microscopio para hacer conteo de osteonas. Para esto es mejor que tengáis a mano herramientas como un software de imagen que podáis acoplar al microscopio óptico de luz transmitida o al microscopio óptico de luz polarizada y también que le deis uso al Photoshop para hacer un conteo sobre la imagen mucho más sencillo. Os dejo un ejemplo, en este caso se trata de una lámina procedente de restos de un individuo Neandertal:

cuadricula costilla

– Método de Stout & Paine (1992)

Stout y Paine fueron los pioneros en el estudio histomorfométrico con costillas. Esta técnica necesita que se realice un conteo de las siguientes variables: población de osteonas secundarias intactas (Pi), la población de osteonas secundarias fragmentarias (Pf) y por último el tamaño del área estudiada (B.Ar). Con estas 3 medidas obtendrás la OPD o Densidad de Población Osteonal:
OPD = Pi + Pf / B.Ar

La ecuación de estimación de edad de muerte:
LnEdad = 2,343 + 0,050877 (OPD) +- 3,9

Espero que os haya resultado de utilidad este acercamiento a la histomorfometría y la estimación de la edad de muerte. No he querido ser demasiado precisa ya que es un tema complejo y existen trabajos que os pueden adentrar más en el tema, la idea era dar una visión general introductoria.

-Texto adaptado del PFC “Estimación de la edad de muerte en restos neandertales de El Sidrón (Asturias) mediante métodos de histomorfometría”

Lecturas recomendadas:

-Tiesler V, Cucina A, and Streeter M. 2006. Manual de histomorfología en hueso no descalcificado. Mexico: Ediciones de la Universidad Autónoma de Yucatán.
– Stout SD. 1992. Methods of Determining Age at Death Using Bone Microstructure. En: Saunders S, and Katzenberg M, editors. Skeletal Biology of Past Peoples: Research Methods. New York: Wiley-Liss, Inc. p 21-35.
-Stout SD, and Paine RR. 1992. Histological age estimation using rib and clavicle. American Journal of Physical Anthropology 87(1):111-115.
-Paine R. 2007. How to equip a basic histological lab for the anthropological assessment of human bone and teeth. Journal of Anthropology Sciences. 85:213-219.

Anuncios